de la cabeza a la red

domingo, febrero 05, 2006

Mudanza

He comprado algunos muebles nuevos, que están o irán llegando, junto con los antiguos a http://insectopia.bitacoras.com

sábado, diciembre 31, 2005

Es la hora de echar el cierre, y de no poner cartel en la puerta porque no se trata de vacaciones ni de defunciones. Tampoco es porque se haya completado el aforo, ni por derribo, ni por reformas.
Simplemente se trata de ir acabando con etapas antes de que ellas acaben con nosotros. De la cabeza a la red se me queda pequeño, entre otras cosas, porque cometí el error de no incluir a tiempo en mi blogcionario particular las palabras "cabeza" y "red".
Por supuesto, seguiré escribiendo, y además publicando en forma de blog ciertos escritos, como he hecho hasta ahora.
Gracias a quienes leíais y también a quienes además de leer, comentábais (siempre se agradece saber que hay quien se siente interpelado por lo que una escribe). En cuanto inaugure mi próximo blog informaré a los que sé que leíais este.
¡Hasta pronto!

Palabras para el blogcionario: cabeza, red, pequeño, ahora, pronto

jueves, diciembre 22, 2005

Nuestras vidas son los ríos...

Y la vida vuelve a su cauce, a ese del que nunca salió, pero al cual se quiso arriesgar a no volver a entrar.
54 piezas de mis gafas, mi sonrisa, mis lunares, el sofá y mi bracito. Yo, hecha puzzle. Y en cada pieza un nombre, un lugar, un sentimiento, algo clave.
Rebeca se pregunta por qué sonrío, y la respuesta que se da es que soy feliz. Yo no quito mano. Ella ha sabido encontrar 54 cosas que me hacen feliz, y ha acertado con todas. Tengo muchas más en la recámara, pero ella ha recordado las fundamentales, las que me hacen ser quien soy, aunque a veces me pese.
54 piezas que me han alegrado la tarde, que me han hecho darme cuenta de que si soy un puzzle, es para que me hagan y me deshagan los que me tengan delante. Que a veces soy críptica, pero si uno va seleccionando las esquinas y los bordes no es tan difícil reconstruirme. Que puedo divertir haciendo pensar, y que me pueden hacer pensar divirtiéndome.
Montar el puzzle es gratificante aunque al hacerlo aparezca siempre la misma imagen.
Y sí, mi vida vuelve a su cauce, a ese que no tiene marcado, a ese que no existe, porque sólo ha existido o existirá, porque sólo puede tener un trecho hecho y otro por construir.
Gracias Rebe/amigui invisible, ha valido la pena la tardanza. A pesar de todo, y precísamente gracias a todo eso que nos separa, me siento orgullosa de poder decirte: Te quiero!

(Dentro de poco este blog va a parecer La casa de la pradera. Amigos, ayudadme a dejar de deciros cursiladas, ¡joder, Anne Egartiburu a mi lado parece la señorita Rottenmeyer!)


Palabras para el blogcionario: cauce, gafas, mano, puzzle

martes, diciembre 20, 2005

De lo cursi que puedo llegar a parecer si me lo propongo


Las últimas cucharadas de todo (especialmente de los postres)
Abrir un paquete de pipas, y encontrar la misma calcomanía que te ponías con siete años
Ponértela
Aprender cosas que, en principio, no parecen útiles, como por ejemplo, hacer malabares
Poder dejar para el final la parte que más te gusta de lo que estás comiendo
Equivocarse
Coger el metro en sentido contrario o saltarse la estación en la que se tenía que bajar uno, sólo por ir absorto en sus cosas
Tratar de encontrar una canción cuyo ritmo sea el mismo que el de los intermitentes del coche
Silbar la canción que va sonando en tus cascos, y que la gente piense que estás chiflada
Cerrar los ojos, respirar hondo, y mandar al mundo a la mierda.
Reconocer en otra persona la colonia de alguien que te importa.
Descubrir palabras nuevas
Que el Fotogramas salga unos días antes de que empiece el mes al que corresponde
Emborracharse
Llegar al trabajo, y tratar de abrir la puerta con las llaves de casa
Hacerle un regalo a tu amigo invisible que te haga darte cuenta de que aún sigue habiendo y siempre habrá cosas que hacen que la vida valga la pena.

Aunque aún no sepas quién eres, aquí queda dicho: amigo invisible, te quiero!!!!


Palabras para el blogcionario: cucharada, ojos, persona, regalo, vida

lunes, diciembre 12, 2005

yo, a veces

El frío me corta los labios
me tapo el cuello para evitar los mordiscos
que deseo
no me callo cuando digo y no hablo,
pero a veces dedico tiempo
a integrarme por dentro:

Las manos siempre heladas
los pies siempre en el suelo
la cabeza tras los ojos
y el corazón (bien, gracias)
en el pecho

Las zapatillas impares
la piel a tiras
las cicatrices esconden
verdades
que parecen de mentira

Las rodillas calambres
las caderas fijas
los versos que no escribo
los escotes sin salida

los codos que se encajan
en ventanas cerradas
los pies encharcados
las gafas que ven más
de lo que miran

La lengua que no quiere decir nada
los dedos que se escapan
por los poros
los tonos menores
de mi voz dormida


Palabras para el blogcionario: lengua, caderas, cicatrices, menor

sábado, diciembre 03, 2005

Yo, puta.

Rafael Azcona dice a menudo que los guionistas son como las putas, ya que se encargan de materializar los sueños de quienes les pagan. Yo en esa comparación, añadiría al grupo de los guionistas a los cocineros, a los perfumistas, a los camareros, a los artistas, a los panaderos, a los masajistas, y a un sinfín de gremios, que se encargan día a día de satisfacer mis deseos.
A la larga, todos somos putas, unos más otros menos. Desde luego, algunos lo llevamos con más orgullo que otros. Sin ir más lejos, en Madrid, a nuestra concejala de asuntos sociales no le hace ninguna gracia esto de la prostitución. Ha mandado colocar en los autobuses, al lado de los anuncios de los furbys, unos carteles con un eslogan que reza: "porque tú pagas existe la prostitución".
Yo hago mis propias asociaciones mentales, y espero que los productores de cine no cojan muchos autobuses hasta que acabe esta campaña (la alternativa a esta opción es que evitaran leer a Azona, pero no deseo que no lo lean, porque me parece un maestro y supongo que querrá seguir comiendo de su trabajo).
Quizá alguien se pregunta el porqué de esta perorata acerca de la prostitución y los guionistas. Pues bien, mañana tengo una entrevista para formar parte de un grupo de guionistas freelance, a la que tengo que llevar alguna escena que haya escrito.
Cora, que así se llama la voz de locutora (aunque queden pocas buenas, en este caso "de locutora" lo digo como algo positivo) que concertó mi entrevista, leerá delante de mí lo que yo lleve escrito, y luego me hará unas preguntas. Fantaseo con un: cuando hiciste esto estabas de resaca ¿verdad?. También se me pasa por la cabeza un: ¿esto lo escribiste con seis o con siete años? En el fondo pienso: mientras se trate de preguntas voy bien, peor serían afirmaciones contundentes que también he imaginado, pero que no voy a relataros porque me parece demasiado.

Miedito, mucho.

Creo que llegaré, me sentaré delante de mi entrevistadora y le diré: por favor, trátame con cariño, soy joven e inexperta.

Palabras para el blogcionario: puta, artista, entrevista, resaca.

miércoles, noviembre 30, 2005

A ustedes (que creo que no leen este blog)

La religión que ustedes y yo vivimos a veces no parece la misma. A veces me da la sensación de que a ustedes Dios no les hace felices, porque si así fuera, quizá no juzgarían tanto la vida de los demás. A veces me da la sensación de que ustedes nunca se cuestionan nada, que ustedes se siguen creyendo poseedores de una verdad absoluta no sólo dogmática, sino moral. A veces me da la sensación de que ustedes me obvian, no sólo a mí, sino a todos aquellos con los que se supone que comparten su fe, pero que optan por una vida distinta a la suya. A veces me da la sensación de que ustedes se creen parte de un club al que hay que entrar con unos determinados zapatos, cuando quien creó sus "estatutos", apenas iba con sandalias. A veces me da la sensación de que pretenden cansarnos, acabar con tod@s aquell@s que lo único que pretendemos es ser felices y no dar mucho la lata. A veces me da la sensación de que son plenamente conscientes de lo que nos duelen sus comentarios, del daño inconmensurable que siguen haciendo en aquellas mentes, y aquellos corazones que se sentían, y aún se sienten culpables por no medir con su rasero ni con ningún otro, salvo el del respeto, que, a veces, me da la sensación que es lo que a ustedes les falta. Pero, a veces, también, me da la sensación de que ustedes son completamente indiferentes a las heridas que provocan.
A veces me da la sensación de que "a veces" cada día se parece más a "casi siempre", y de que "sensación" hace lo propio con "hecho constatable".
Por favor, no os deis todos por aludidos, que nos conocemos, y que precísamente os molestáis por palabras que no van hacia vosotros (a vosotros nunca os trataría de usted). Tampoco pretendo ofender a nadie, y si alguno de ustedes lee esto, que sepa que lo único que planteo es lo que siento, algo sobre lo que reflexionar, y que no pretendo imponerles nada (Dios me libre...)


Palabras para el blogcionario: usted, sensación, ofender, herida.
 
Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.